Google+ Independencia de Argentina Doodleando, Los Logos de Google

jueves, 9 de julio de 2015

Independencia de Argentina


9 de Julio de 2015
Independencia de Argentina.

Google celebra el 199 aniversario de la independencia de Argentina, por la que se puso fin, de manera oficial, al vínculo colonial con la monarquía española.

Segundo logo que aparece este año celebrando la independencia de países sudamericanos, el primero fue el pasado 5 de julio para celebrar la independencia de Venezuela podéis verlo aquí, si sois seguidores del blog o de Google ya sabréis que suele realizar logos conmemorando independencias de muchos países, pero tratando de manera muy especial a los países sudamericanos.

Como viene haciendo Desde el año 2011, Google publica una colección de logos con el mismo motivo para celebrar el día de la independencia en Sudamérica y Centroamérica (Salvo raras excepciones). En 2011 fueron plantas, aves y monumentos; el 2012 Google dedicó su logo especial a sellos con imágenes de monumentos; el 2013 lo dedicó a las aves nacionales de cada país; el pasado año lo dedicó a comidas y bebidas típicas. Este año, cuando sólo han aparecido dos logos el motivo escogido por Google para la celebración de las independencias de los países sudamericanos y centroamericanos son los árboles y flores nacionales.

El árbol de nombre científico Erythrina crista-galli, conocido popularmente con el nombre vulgar de Ceibo o Seibo, gallito o bucaré es el árbol y flor nacional de la República Argentina. Fue declarado emblema nacional el 23 de Diciembre de 1942 por el decreto 138474 del Poder Ejecutivo.

Crece en las regiones tropicales y subtropicales de América. En los márgenes de los ríos Paraná y Uruguay alcanza hasta 10 m de altura. Las flores nacen antes que las hojas, tienen cinco pétalos, son rojas y brillantes, y su forma recuerda a la cresta de un gallo, son grandes y de un color rojo carmín. El Ceibo es también el árbol nacional de Uruguay.

Existe una leyenda sobre el ceibo:

Cuenta una leyenda que a orillas del rio Paraná vivía una nativa poco agraciada, de rasgos toscos, llamada Anahí, que en las tardes veraniegas deleitaba a la gente de su tribu guaraní con canciones inspiradas en sus dioses y el amor a la tierra de la que eran dueños... Pero llegaron los invasores, que arrasaron las tribus arrebatándoles sus tierras y su libertad. Anahí fue llevada cautiva junto con otros indígenas. Pasó los días llorando y las noches en vigilia, hasta que un día, el sueño venció a su centinela y logró escapar, pero al hacerlo, el centinela despertó, y ella, para lograr su objetivo, hundió un puñal en el pecho de su guardián, y huyó rápidamente a la selva. El grito del moribundo carcelero, despertó a los otros guardianes, que salieron en su persecución logrando alcanzarla. Éstos, en venganza por la muerte del guardián, la condenaron a muerte. La ataron a un árbol e iniciaron el fuego, que parecía no querer alargar sus llamas hacia la doncella indígena, que sin murmurar palabra, sufría con su cabeza inclinada hacia un costado. Y cuando el fuego comenzó a subir, Anahí se fue convirtiendo en árbol, identificándose con la planta en un asombroso milagro. Al amanecer, los soldados se encontraron ante el espectáculo de un hermoso árbol de verdes hojas relucientes, y flores rojas aterciopeladas, que mostraba todo su esplendor, como símbolo de valentía y fortaleza ante el sufrimiento.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...