Google+ Rodolfo Guzmán Huerta (El Santo) Homenajeado por Google en el 99 aniversario de su nacimiento. Doodleando, Los Logos de Google

jueves, 22 de septiembre de 2016

Rodolfo Guzmán Huerta (El Santo) Homenajeado por Google en el 99 aniversario de su nacimiento.


23 de Septiembre de 2016
Rodolfo Guzmán Huerta (El Santo) Homenajeado por Google en el 99 aniversario de su nacimiento.

Google homenajea mañana en varias web del mundo, con un logo Interactivo, al actor y luchador Rodolfo Guzmán Huerta (El Santo) al cumplirse el 99 aniversario de su nacimiento.



Rodolfo Guzmán Huerta Nació en Tulancingo de Bravo, en el estado de Hidalgo (México) el 23 de septiembre de 1917. Actor y el más famoso de los luchadores en México, referido como "una leyenda" del cine de culto más conocido como “El Santo”.

Llegó a la Ciudad de México en los años 20, cuando su familia se asentó en el barrio de Tepito. De joven practicó Béisbol y fútbol americano, pero después se interesó por la lucha. Aprendió Jūjutsu y luego lucha grecorromana; no se ha establecido cuándo comenzó exactamente su carrera de lucha como competidor, en la Arena Peralvillo Cozumel el 28 de abril de 1934 (usando su verdadero nombre), o en el Deportivo Islas, en la colonia Guerrero de la ciudad de México en 1935.

Durante la segunda mitad de la década de los 30 se estableció como luchador, usando los nombres de: Rudy Guzmán, El Hombre Rojo, El enmascarado, El Incógnito, El Demonio Negro, El Murciélago II. Este último nombre fue una copia de otro famoso luchador de la época, después de una reclamación por el nombre, por parte del Murciélago original (Jesús Velásquez), la Comisión Mexicana de Boxeo y de Lucha declaró que Guzmán no podría utilizar ese nombre.

En 1942 su entrenador, Jesús Lomelí, estaba preparando a un nuevo equipo de luchadores, todos con vestimentas plateadas, quería que Rodolfo fuera parte de este equipo. Él le sugirió tres nombres: El Santo, El Diablo, o El Ángel, y Rodolfo eligió el primero. El 26 de abril luchó en La Arena México por primera vez como El Santo. Cabe mencionar que en sus inicios combatía en el bando de los Rudos (lo cual no le favorecía para obtener el apoyo del público, ya que en la época la gente apoyaba en mayor medida a los técnicos); posteriormente se cambió al bando técnico. Bajo su nuevo nombre rápidamente desarrolló su propio estilo, y su agilidad y versatilidad lo hicieron muy popular. También cabe mencionar que como parte de su entrenamiento a mediados de la década de 1950 comenzó a entrenar en la arena coliseo de Guadalajara, Jalisco, en el plantel de Cuauhtémoc El Diablo Velasco, fundador de la primera escuela de lucha libre profesional, con quien pulió su estilo y forma de luchar.

A partir de 1952, el artista y editor José Guadalupe Cruz comenzó a publicar la historieta “Santo, el Enmascarado de Plata”, convirtiéndolo en el primer personaje luchador de la historieta mexicana, cosa que también hicieron Black Shadow, Huracán Ramírez, El Solitario y Tinieblas, usando la misma técnica creada por José G. Cruz (color sepia y fotomontaje en fondos dibujados). La historieta se publicó hasta los años ochenta.

 
A finales de los 50 Fernando Osés, luchador y actor, invitó a Guzmán a trabajar en el cine, propuesta que aceptó, aunque sin abandonar su carrera en la lucha libre, compaginando ambas actividades. Fernando Osés y Enrique Zambrano escribieron libretos para las dos primeras películas de Santo, Santo contra el Cerebro del Mal y Santo contra los Hombres Infernales, ambas estrenadas en 1958, y dirigidas por Joselito Rodríguez.

El estilo de estas películas fue esencialmente el mismo durante las 52 películas que protagonizó, con argumentos donde actuaba como superhéroe luchando contra criaturas sobrenaturales, científicos locos o el crimen organizado. Contaban con un tono similar a las películas y series de televisión clase B de los EE.UU. (B-movies fueron las películas que se caracterizaron por un muy bajo presupuesto y argumentos fantásticos, en la década de los 60).

El Santo jamás perdió su máscara plateada en combate, creándose el mito de que nunca se quitaba su máscara. Se retiró del ring en 1982. A principios de los años 80, se presentó en el programa "Contrapunto" de Jacobo Zabludovsky, donde el presentador logró despojar de su máscara, aunque sólo mostró una pequeña parte de su rostro. El 5 de febrero de 1984 murió de un infarto después de una actuación en el Teatro Blanquita.

Después de su fallecimiento, uno de sus hijos, Jorge Guzmán Rodríguez, adoptó la máscara de su progenitor, dándose a conocer como "El Hijo del Santo".


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...