Google+ 115 aniversario del descubrimiento del Mecanismo de Anticitera Doodleando, Los Logos de Google

martes, 16 de mayo de 2017

115 aniversario del descubrimiento del Mecanismo de Anticitera



17 de Mayo de 2017
El mecanismo de Anticitera cumple 115 años de su descubrimiento

Google celebra mañana el 115 aniversario del descubrimiento del mecanismo de Anticitera en sus páginas web de:
Argentina, Australia, Bielorrusia, Brasil, Bulgaria, Canadá, Colombia, Costa Rica, Croacia, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, Eslovaquia, Estados Unidos, Estonia, Filipinas, Francia, Grecia, Guatemala, Holanda, Honduras, India, Indonesia, Irlanda, Islandia, Israel, Japón, Lituania, México, Nicaragua, Nueva Zelanda, Panamá, Perú, Polonia, Puerto Rico, Reino Unido, Republica Checa, República Dominicana, Rusia, Serbia, Singapur, Suecia, Ucrania, Uruguay y Venezuela.
.

El mecanismo de Anticitera fue descubierto a 45 metros bajo el agua cerca de Glyfadia, en la isla griega de Antikythera. Los restos del antiguo naufragio se encontraron en abril de 1900 por parte de un grupo de buzos recolectores de esponjas; estos recuperaron numerosos artefactos, incluyendo estatuas de bronce y mármol, alfarería, vidriería, joyería, monedas y el mecanismo. Los hallazgos fueron enviados al Museo Arqueológico Nacional de Atenas para su análisis y almacenamiento. El mecanismo pasó inadvertido durante dos años como un bulto de bronce corroído y madera hasta que el equipo del museo empezó a unir las piezas más obvias del mecanismo.

El 17 de mayo de 1902, cuando el arqueólogo Valerios Stais examinaba los restos se dio cuenta de que una de las piezas de roca tenía un engranaje embebido. Stais, inicialmente, creyó que se trataba de un reloj astronómico pero la mayoría del equipo creía que el instrumento era tecnológicamente muy avanzado y muy complejo como para haber sido construido en la misma época que el resto de las piezas encontradas. Las investigaciones fueron abandonadas hasta que el instrumento captó la atención de Derek John de Solla Price en 1951. En 1971, Price y un físico nuclear llamado Charalampos Karakalos analizaron los 82 fragmentos con rayos X y rayos gamma. Price publicó un extensivo ensayo de 70 páginas sobre los resultados en 1974.

Se desconoce cómo llegó el mecanismo al barco, pero se ha propuesto que se planeaba llevar el instrumento a Roma con el resto del botín para la celebración del triunfo de Julio César.

El mecanismo de Anticitera es una computadora analógica antigua diseñada para predecir posiciones astronómicas y los eclipses de hasta diecinueve años con propósitos astrológicos y calendáricos y predecir también la fecha exacta de seis certámenes griegos antiguos: los Juegos de Olimpia, los Juegos Píticos, los Juegos Ístmicos, los Juegos Nemeos, los Juegos de Dodona y los de la isla de Rodas.

Se debía encontrar alojado en una caja de madera con dimensiones 340 mm x 180 mm x 90 mm; el dispositivo es un complejo mecanismo de relojería compuesto de al menos 30 engranajes de bronce. Los restos fueron encontrados como 82 fragmentos separados de los cuales solo siete contenían inscripciones importantes o engranajes. El engranaje más grande mide aproximadamente 140 mm de diámetro y originalmente contaba con 223 dientes.

El artefacto fue recuperado entre 1900 y 1901 de un antiguo naufragio cercano a la isla griega de Anticitera. Supuestamente construido por científicos griegos, el instrumento data de entre los años 150 a. C. y 100 a. C., o, según una observación reciente, el año 200 a. C.

Después de que el conocimiento de esta tecnología se perdió en algún momento en la antigüedad, artefactos tecnológicos que se acercaran a la complejidad y habilidad de construcción de este instrumento no aparecieron nuevamente hasta que se inició el desarrollo de relojes astronómicos en Europa hacia el siglo XIV.

Todos los fragmentos recuperados del mecanismo de Anticitera se custodian en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas.




No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...