Google+ Victor Hugo homenajeado por Google. Doodleando, Los Logos de Google

jueves, 29 de junio de 2017

Victor Hugo homenajeado por Google.




30 de Junio de 2017
Victor Hugo homenajeado por Google.

Google homenajea mañana en medio mundo al novelista y dramaturgo Víctor Hugo. Los países donde se podrá ver el logo son: Argentina, Australia, Austria, Bielorrusia, Bolivia, Bosnia y Herzegovina, Brasil, Bulgaria, Chile, Colombia, Costa Rica, Croacia, Cuba, Dinamarca, Ecuador, El Salvador, Eslovaquia, España, Estados Unidos, Estonia, Francia, Alemania, Grecia, Guatemala, Honduras , Hong Kong, Hungría, Islandia, Indonesia, Irlanda, Israel, Japón, Kazajstán, Lituania, México, Países Bajos, Nueva Zelanda, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Polonia, Portugal, Puerto Rico, República Checa, Rusia, Serbia, Singapur, Corea del Sur, Suecia, Suiza, Reino Unido, Uruguay, Venezuela y Vietnam.

Victor Marie Hugo nació en Besanzón (Francia) el 26 de febrero de 1802. Poeta, novelista, dramaturgo y crítico francés cuyas obras constituyeron un gran impulso, quizá el mayor dado por una obra singular, al romanticismo en aquel país.

Fue educado tanto con tutores particulares como en escuelas privadas de París. Era un niño precoz, que a muy corta edad decidió convertirse en escritor. En 1817 la Academia Francesa le premió un poema. Dos años después fundó, junto a su hermano Abel, la publicación Le Conservateur Littéraire. En 1822 publicó su primer volumen de poemas, Odas y poesías diversas. A esta selección, corregida y aumentada en 1926 bajo el título Odas y baladas, le seguirían las novelas Han ‘Islande (1823) y Bug-Jargal (1824).

El prefacio que Hugo redactó en 1827 para su drama histórico Cromwell se convirtió inmediatamente en el manifiesto del teatro romántico. En él realizaba un encendido llamamiento a la liberación de las restricciones impuestas por el clasicismo. El texto se divide en tres partes: una primera de rechazo a las reglas aristotélicas de unidad de lugar y tiempo, una segunda que recomienda conservar la regla de la unidad de acción y una tercera que proclama el derecho y deber de todo arte de representar la realidad en todos sus aspectos. El nuevo drama romántico francés que inaugura Hugo con sus teorías se caracteriza por la incorporación de lo feo y lo grotesco a la escena teatral, por una mayor preocupación por el color local y sobre todo por la mezcla de elementos cómicos y trágicos. La censura recayó sobre la segunda obra teatral de Hugo, Marion de Lorme (1829), basada en la vida de una cortesana francesa del siglo XVII, por considerarla demasiado liberal. Hugo se resarció de la censura el 25 de febrero de 1830, cuando su obra teatral en verso, Hernani, tuvo un tumultuoso estreno que se conoce en la historia literaria con el nombre de “batalla de Hernani” y que estuvo marcado por la polémica entre defensores de la tradición y partidarios de la nueva doctrina. Hernani fue adaptada por el compositor italiano Giuseppe Verdi en 1844, en su ópera Ernani.

Hugo tuvo ocasión de ilustrar sus teorías en obras posteriores, como El rey se divierte (1832), que sería también adaptada por Verdi en su ópera Rigoletto (1851), el drama en prosa Lucrecia Borgia (1833) y el melodrama Ruy Blas (1838).

El periodo 1829-1843 fue uno de los más productivos de la carrera de Victor Hugo. Su gran novela histórica Nuestra Señora de París (1831), un relato que se desarrolla en el París del siglo XV, le hizo famoso y le condujo al nombramiento como miembro de la Academia Francesa en 1841. En otra novela de esta misma etapa, Claude Gueux (1834), condenó los sistemas penal y social de la Francia de su tiempo.

La revelación de Hugo como poeta romántico data de 1929, con la aparición del volumen de poesía Orientales. Con Hojas de otoño (1831), Los cantos del crepúsculo (1835), Voces interiores (1837) y Los rayos y las sombras (1840) se confirma en su tono intimista y meditativo. En algunos de ellos aparece el personaje de Olympio, doble e interlocutor del poeta.

En 1843 Hugo se verá doblemente afectado por el fracaso de su obra teatral Les Burgraves (1843) y, sobre todo, por la trágica muerte de su hija y del marido de ésta, ambos ahogados en el Sena. Dejó entonces de escribir y se dedicó de un modo más activo a la política.

Su familia siempre había sido bonapartista, y él mismo, en su juventud, había sido monárquico. Pero Hugo evolucionó desde el catolicismo y el monarquismo hacia un pensamiento liberal y social, y ello es perceptible en toda su obra. En 1845 fue nombrado par de Francia por el rey Luis Felipe, pero cuando se produjo la revolución de 1848, Hugo era ya republicano. En 1851, después del fracaso de la revuelta contra el presidente Luis Napoleón, más tarde emperador con el nombre de Napoleón III, hubo de partir al exilio, primero a la isla de Jersey y después a la de Guernsey.

Durante los 19 largos años que duró su exilio, Hugo escribió la feroz crítica Napoleón el pequeño (1852), la colección de poemas satíricos consagrados a Napoleón III titulada Los castigos (1853), el libro de poemas líricos en memoria de su hija Las contemplaciones (1856) y el primer volumen de su poema épico La leyenda de los siglos (1859-1883).

En la soledad del exilio nacieron las grandes novelas de Hugo. En Guernsey completó su más extensa y famosa obra, Los miserables (1862), donde describe vívidamente, al tiempo que condena, la injusticia social de la Francia del siglo XIX. A pesar de la dimensión épica de esta novela, sus personajes principales, sus experiencias y sufrimientos están claramente individualizados: Fantine, Jean Valjean, Cosette, Marius o Gavroche, aunque representativos de su clase social, permanecen ligados a sus destinos particulares.

En 1866 publicó Los trabajadores del mar, un relato de la conquista de la naturaleza por hombre, y en 1869 El hombre que ríe, que gira en torno a las peripecias de Gwynplaine, hijo de un noble proscrito a causa de sus opiniones republicanas en la Inglaterra de finales del siglo XVII.

Hugo regresó triunfalmente a Francia después de la caída del Segundo Imperio, en 1870, y allí reanudó su carrera política. Fue elegido diputado para la Asamblea Nacional. Aunque sus proyectos eran muchos (abolición de la pena de muerte, reforma de la magistratura, defensa de los derechos de la mujer, educación obligatoria y gratuita, entre otros), al cabo de un mes dimitió ante la evidencia de la imposibilidad de hacer oír su voz en la Asamblea. En el poemario El año terrible (1872) su poesía se ensombrece para testimoniar sobre la guerra y los trágicos sucesos de la Comuna de 1871. Entre las obras más destacables de sus últimos quince años se cuentan El noventa y tres (1874), una novela sobre la Revolución Francesa, y El arte de ser abuelo (1877), conjunto de poemas líricos acerca de su vida familiar.

Las obras de Víctor Hugo marcaron un decisivo hito en el gusto poético y retórico de las jóvenes generaciones de escritores franceses, y todavía es considerado como uno de los poetas más importantes de este país. Después de su muerte, acaecida el 22 de mayo de 1885, en París, su cuerpo permaneció expuesto bajo el Arco del Triunfo y fue trasladado, según su deseo, en un mísero coche fúnebre, hasta el Panteón donde fue enterrado junto a algunos de los más célebres ciudadanos franceses.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...